Noviercas: Historia y paisaje

cabecera

Sobre un alto, dominando una amplia llanura se halla la villa de Noviercas. Su horizonte queda ceñido a toda la redonda por las estribaciones del Madero, Toranzo, Tablado, Cardejón y Tajahuerce. Al fondo, tras el  Madero y  Toranzo se vislumbra la imponente mole del Moncayo. Por el estrecho que separa a las dos primeras se abre paso el río Araviana, antiguamente llamado Torrambril, por un paraje de gran belleza. Por estos agrestes terrenos transcurrirá la marcha ciclista Cumbres de Noviercas.

Río Araviana
Río Araviana

Nuestro pueblo es rico en historia. Tenemos constancia de que aquí hubo ya asentamientos humanos hace más de 4000 años como atestiguan los restos líticos y de cerámica campaniforme del poblado neolítico de La Losilla a menos de un kilómetro de distancia de la localidad.

El nombre de Noviercas, de clara procedencia latina, nos indica que los romanos estuvieron por aquí y además nos dejaron algún vestigio arqueológico: fuente romana, estela funeraria, etc.

Torreón de Noviercas
Torreón de Noviercas

El monumento más icónico de Noviercas es su imponente torre árabe del siglo X desde donde se puede divisar todo el territorio. Permitía la comunicación con el resto de las torres de la comarca. Todo esto está perfectamente explicado en el centro de atención ubicado en la misma y que es el punto cero de la denominada Ruta de los Torreones.

Tras la reconquista cristiana, Noviercas pasó a ser una aldea perteneciente a la Comunidad de Villa y Tierra de Soria  hasta su independencia de ésta al serle concedido el título de villa por el rey Carlos I en 1537.

De esta época medieval también son dos de las famosas leyendas que se transmitirían de generación en generación hasta llegar a nuestros días. La primera es la de los Siete Infantes de Lara que nos cuenta que tras una traición fueron asesinados y enterrados por aquí. La otra es la que nos cuenta  que doña Urraca, reina de Castilla, se refugió en la torre noviercana cuando fue repudiada por su marido Alfonso el Batallador. Leyendas con una base histórica que quizás algún día no muy lejano se pueda demostrar su veracidad.

noviercas
Noviercas

A través de la fábrica de su enorme iglesia  también podemos sacar datos de su historia.Se empezó a construir en el siglo XVI en estilo gótico tardío. En el siglo XVII se hizo la ampliación barroca y posteriormente en el XVIII se le añadió la portada neoclásica. Su gran tamaño nos hace pensar que estas centurias fueron de un gran dinamismo económico y demográfico.

Noviercas es también tierra de poetas. Aquí nació en 1598, aunque es poco conocido, Fray Francisco de Jesús, que en su retiro en Las Batuecas (Salamanca) compodría más de 25000 versos de tema mariano convirtiéndose en uno de los más prolíficos poetas místicos del Siglo de Oro español.

Pero si por algo es conocida la villa de Noviercas es por  el gran poeta romántico del siglo XIX, Gustavo Adolfo Bécquer. Después de casarse con Casta Esteban pasó aquí largas temporadas y aquí nacieron el primero y el tercero de sus hijos. Se puede visitar el Museo de Bécquer dentro de la Casa de la Cultura, con una excelente exposición permanente en torno al cuadro que pintó su hermano Valeriano Bécquer en las eras del pueblo llamado “El Baile” y los trajes típicos de la época fielmente recreados en dicho museo.Todavía se conserva la casa donde vivió, aunque en muy mal estadoa. Debería ser un reto para los noviercanos  revertir esta situación para lograr su rehabilitación antes de que el proceso sea irreversible.

Sierra del Madero
Sierra del Madero
IMG_76085788781692
El Moncayo